Categorías
Locales Opinión

El Día Mundial Sin Auto

Este 22 de septiembre celebramos el Día Mundial Sin Auto (DMSA) alentando como cada año la discusión y, sobre todo, la reflexión sobre el uso y abuso que hemos hecho como sociedad del automóvil.

Durante muchos años, trece para ser exactos que fue cuando nació Cicloturixes en torno precisamente al DMSA en 2010, la sociedad civil organizada hemos realizado diversas actividades para visibilizar esta fecha, además de nuestras permanentes rodadas, algunas de las actividades más visibles han sido el “Reto sin auto” que consistió en que cada uno de los participantes propusiera a cinco personas de su entorno para que el 22 de septiembre realizaran sus traslados cotidianos en un modo distinto al automóvil, algunas veces propusimos a funcionarios públicos para que lo hicieran y algunos de ellos aceptaron logrando mayor visibilidad de la actividad. Asimismo, se han organizado para la misma fecha “Desafíos intermodales”, que consisten en reunir voluntarios para que el mismo día y a la misma hora salieran cada uno en un modo distinto de transporte partiendo de un mismo punto A a un mismo punto B, un automovilista, un motociclista, un ciclista, un usuario de transporte público, un usuario de taxi ordinario y de plataforma digital y hasta un peatón con el objetivo de comparar tiempos de traslado, costo del trayecto y experiencias en el viaje. El propósito de estas y otras estrategias para visibilizar esta fecha ha sido el mismo, generar consciencia sobre la imperiosa necesidad de diversificar las maneras en las que nos movemos por la ciudad y que las autoridades de los tres órdenes de gobierno no sigan gastando todos los recursos públicos en infraestructura sólo para la movilidad en automóvil, pues sobran ejemplos de cientos de ciudades en el mundo de cómo el exceso de vehículos motorizados han asfixiado la movilidad de las ciudades degradando por entero su calidad de vida.

Para algunas personas no queda aún muy claro el objetivo de esta celebración, se nos ha tachado, sobre todo en los primeros años, de estar en contra del progreso porque eso es lo que representa el automóvil, pero eso es completamente falso, el automóvil ha sido un gran invento que sin duda revolucionó la vida de los seres humanos en el planeta, pero hemos llegado al límite, lo que todo el tiempo hemos propuesto es su uso racional el cual no es viable si no hay un buen sistema de transporte colectivo, una red de infraestructura para la movilidad no motorizada como lo son las ciclovías o senderos para que las personas puedan caminar de manera segura. Sabemos que miles de personas desearían no tener que usar el automóvil si su trayecto lo pudieran hacer en transporte público de manera cómoda, segura y relativamente veloz. Uno de los hallazgos de los desafíos modales que realizamos, es que en Mérida una persona puede demorar hasta tres o cuatro veces más tiempo de un mismo lugar a otro viajando en transporte público que haciéndolo en auto particular o en bicicleta.

El Día Mundial Sin Auto no pretende bajar a todos de sus coches y subirlos a la bici o al trasporte público, su objetivo es la reflexión sobre el daño que nos hacemos como individuos, como comunidad y, finalmente, el daño que le hacemos al planeta al seguir quemando gasolina indiscriminadamente, un privilegio del que cabe decirlo no goza más del 20 por ciento de la población global, lo que con mayor razón obliga a las sociedades democráticas a regular su uso en beneficio de todos. Así sea.

Artículo publicado en el Diario Peninsular Punto Medio el lunes 25 de septiembre de 2023. El día mundial sin auto.

Categorías
Paseo Nocturno Paseos Nocturnos

Paseo Nocturno en Bici #571

Fecha: Miércoles 27 de septiembre de 2023.

Punto de reunión: Parque de Santa Ana (calle 60 x 47 Centro de Mérida).

Consulta el evento en Facebook

El parque de destino: Colonia Serapio Rendón.

La ruta

Las fotos:

Categorías
Locales Opinión

Bicicletas y quesadillas

Antes de que nuestra estimada lectora o lector deduzca por el título del artículo que voy a explicar aquí como llegar en bici a un buen puesto de quesadillas o que voy a hacer una apología sobre  este delicioso platillo mexicano que ofrece nutrientes de primera calidad y energía necesarios para pedalear, permítanme decirle que no es así, el texto trata sobre ciclovías y seguridad vial.

En el argot de la seguridad vial para ciclistas una “quesadilla” es una clase de mobiliario urbano, también conocido como bolardo, que sirve para separar una ciclovía del carril de vehículos motorizados.

No se sabe quién bautizó este mobiliario así, pero al verlo uno entiende más o menos  por qué los llaman “quesadillas”, porque con un poquito de imaginación y mucha hambre eso parecen, una tortilla doblada por la mitad abultada de un lado y delgada del otro, y no vaya a empezar pícaro lector con que si estas quesadillas llevan queso o no.

El Manual de Calles publicado en 2019 por SEDATU que tiene como objetivo  delinear ejes rectores para construir calles más humanas basándose en los criterios de inclusión, resiliencia, seguridad y sustentabilidad vial, nos explica que el nombre técnico de las “quesadillas” es “confibici” y que su función es señalar y segregar los carriles exclusivos para el tránsito de bicicletas, que deben colocarse en sentido longitudinal al eje de la vía en las ciclovías. El manual explica claramente que el confibici es un elemento de forma trapezoidal con un largo de 1.80 metros, con un ancho de .40 metros y un alto de .13 metros y que las paredes en los costados del carril ciclista deben ser inclinadas y la que está dispuesta hacia el carril de vehículos motorizados debe ser en ángulo recto con respecto al arroyo vial. Indica el manual que todas las aristas deben ser boleadas y que la plataforma superior debe tener una textura antiderrapante. Dice el manual que el cuerpo debe ser amarillo y contar con material reflejante en la cara frontal. Aquí cabe señalar que algunas quesadillas son de color verde esmeralda pues este es el color que se ha asignado a la infraestructura ciclista.

Una vez explicado con lujo de detalle qué son y para qué sirven las quesadillas reto a la observadora lectora o lector a que piensen si han visto en alguna calle de Mérida estas “quesadillas”. Si las han visto los felicito, sí existen, poquitas, pero ya se empezaron a colocar, hay que decir sin embargo que la gran mayoría de ciclovías de la ciudad que es donde deberían estar no están, lo que tenemos en lugar de quesadillas son las famosas boyas, esas medias esferas metálicas que no son seguras para los ciclistas.

En primer lugar, al estar colocadas una tras otra las boyas impiden que el ciclista salga o entre con facilidad a la ciclovía ya sea para rebasar a otro ciclista o para evitar algún charco tan común en nuestras ciclovías. Las boyas por su redondez facilitan que los autos pasen sobre ellas pero si un ciclista llega a pisarlas fácilmente puede caer, no tienen ningún reflejante por lo que de noche son casi invisibles si no hay iluminación. En 2021 antes de que se instalaran la mayoría de las ciclovías en Mérida hicimos esta observación al IMDUT, su respuesta fue que ya estaban licitadas, ignoro si es más barato colocar boyas que confibicis, pero ciertamente más seguras no son. El gobierno estatal tiene una deuda pendiente con los ciclistas, públicamente manifestó que haría al menos el doble de ciclovías de las ahora existentes, seguimos esperando que se construyan, esta vez con sus respectivas quesadillas o confibicis, como dice el manual. Así sea.

Dato curioso: las quesadillas mexicanas tienen tan buen diseño que los alemanes decidieron importarlas para colocarlas en sus ciclovías en Berlín. Magnífico.

Texto publicado originalmente en el diario local Peninsular punto medio el 18 de septiembre de 2023. Bicicletas y quesadillas.

Categorías
Locales Noticias

Revisión del PIMUS 2023

Esta mañana acudimos al Centro Cultural Olimpo invitados por el Instituto Municipal de Planeación para participar en la sesión de presentación del plan de trabajo y de integración del grupo de seguimiento y evaluación del PIMUS-Mérida 2019-2023.

¿Qué es un PIMUS?

Como es sabido el Ayuntamiento de Mérida presentó en noviembre de 2019 el Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable (PIMUS- visión 2040) en cuya integración Cicloturixes participó activamente. En estos cuatro años, la movilidad urbana en Mérida se ha transformado y por lo tanto el PIMUS debe ser revisado para reconocer sus avances, identificar retos y oportunidades, y priorizar acciones futuras. 

Integración del PIMUS en 2019.

Presentación del PIMUS en 2019.
Líneas estratégicas del PIMUS

En la sesión se presentó el plan de trabajo y de integración del grupo de seguimiento y evaluación del PIMUS-Mérida.  

Oficio de invitación a la sesión del 20 de septiembre de 2023.

Oficio de invitación a la sesión.

Categorías
Paseo Nocturno Paseos Nocturnos

Paseo Nocturno en Bici #570

Fecha: Miércoles 20 de septiembre de 2023.

Punto de reunión: Parque de Santa Ana (calle 60 x 47 Centro de Mérida).

Consulta el evento en Facebook

Parque de Destino: Jardines de Mérida.

La ruta al parque de destino

Las fotos

Categorías
Locales Noticias Opinión

Tener razón o mantenerse vivo.

Artículo de opinión.

Es común que compañeros que quieren comenzar a usar la bici como medio de transporte  me pidan algún consejo para pedalear con seguridad por las calles de Mérida, invariablemente los consejos que doy tienen que ver con el buen estado mecánico de la bicicleta, la importancia de hacerse visible de día y de noche, manejar a la defensiva, no ir en sentido contrario, entre otros, pero hay un consejo que doy y que considero el más importante: hacer siempre contacto visual con los automovilistas y demás conductores de vehículos motorizados, esto es, estar siempre seguros de que en una intersección el conductor del vehículo con el que coincidimos en ese momento ya nos vio, esta operación debemos realizarla tengamos preferencia de paso o no, y es aquí cuando viene el reclamo de algunos “oye pero si tenemos preferencia de paso por qué deberíamos frenar en una intersección” bueno, contesto, si ves que un vehículo viene muy rápido, como ocurre todo el tiempo en las calles de nuestra ciudad y no puedes hacer contacto visual con el conductor antes de que los dos lleguen a la intersección, significa que no estás seguro que te ha visto y por ningún motivo debes arriesgarte a que venga distraído y no vea ni el alto de disco ni a ti, sí claro, responde mi interlocutor, pero si no se detiene él tendría la culpa, en efecto, él tendría la culpa y tú los huesos rotos o simplemente quedarías muerto sobre el pavimento, con la razón de tu lado pero muerto.

Puede parecer muy dramático, pero es real, manejar a la defensiva significa precisamente asumir que en cualquier momento un vehículo motorizado puede colisionar contigo y el objetivo número uno del ciclista urbano debe ser nuca ser golpeado por un vehículo automotor. La lógica del automovilista es, si me pega me paga, pero un ciclista que no lleva media tonelada de armadura que lo proteja no puede pensar así. El ciclista debe pensar: si me pega me manda al otro mundo y nunca le va pagar ni a mis familiares.

Algo muy similar ocurre en las discusiones muy frecuentes con automovilistas o camioneros, ya he escrito antes en este espacio la inutilidad de pelearse en la calle con los automovilistas pues no sólo nunca te van a  dar la razón y en cambio sí puedes encontrarte cada vez con más facilidad con algún loquito o loquita que quiera utilizar su vehículo como arma mortal, una vez más no es drama, es real, de manera que no debemos discutir en la calle con nadie, sigue tu camino hermana o hermano y yo sigo vivo y con mis huesos en su lugar.

Los ciclistas como los peatones somos los más vulnerables de las calles y por eso son muy válidos los reclamos que exigen más seguridad en la vía pública pero mientras llega esa seguridad con mejor infraestructura y mecanismos más eficaces para hacer cumplir el reglamento de tránsito debemos seguir cuidándonos de todas las formas posibles. Los ciclistas no somos kamikazes, queremos regresar a casa, tenemos familia, un ciclista temerario no nos representa a todos los ciclistas como un automovilista que se vuela el semáforo en rojo no representa a todos los automovilistas. Amigo lector, si ves a un ciclista o un triciclero en la calle cuídalo, es un ser humano y es un auto menos, no contamina ni gasta gasolina, no hace ruido ni provoca embotellamientos. Así sea.

Este artículo fue publicado originalmente el lunes 11 de septiembre de 2023 en el periódico Peninsular Punto Medio.

Edición impresa.
Categorías
Paseo Nocturno Paseos Nocturnos

Paseo Nocturno en Bici #569

Fecha: Miércoles 13 de septiembre de 2023.

Punto de reunión: Parque de Santa Ana (calle 60 x 47 Centro de Mérida).

Consulta el evento en Facebook

La ruta al parque de destino: La alemán

Las fotos:

Categorías
Locales Noticias Opinión

Conocer a los ciclistas

Hoy sabemos por los resultados del último censo del Inegi que en Yucatán el 39.4% de los hogares cuenta con una bicicleta. Se trata de la cifra más alta en todo el país lo que técnicamente nos convierte en la entidad más bicicletera de México. Detrás de Yucatán le siguen Guanajuato con 36.7 por ciento; Tlaxcala, con 31.8; Zacatecas, 30.8 y San Luis Potosí, 30.1 por ciento. Nuestros vecinos de Quintana Roo se ubican en el octavo lugar con 26.2 por ciento y Campeche en el doceavo sitio con 23. 9 por ciento. Se trata de datos promedio por entidad federativa, si analizamos ese dato por municipio encontramos al menos diez municipios donde hay una bicicleta que se usa como medio de transporte en el 70% o más de los hogares, estos son: Suma, Ixil, Dzemul, Chkindzonot, Bokobá, Cenotillo, Dzoncauich, Chocholá, Cansahcab y Quintana Roo. En contraste, municipios más urbanizados como Mérida y Kanasín son los que registran los porcentajes más bajos a nivel estatal, con 27. 4 y 30.3 por ciento, respectivamente.

Muchos no nos sorprendemos de estas cifras, sin embargo, es fundamental que contemos con ese dato duro, es la primera vez que el Inegi pregunta por las bicis. La pregunta fue: ¿En este hogar hay una bicicleta que se use como medio de transporte? Cabe aclarar que sólo se consideraron aquellas bicicletas que son utilizadas como medio de transporte para trasladarse al lugar de trabajo, la escuela o las compras, entre otros, y no se tomaron en cuenta las que se usan con fines recreativos o las bicis infantiles por ejemplo, también es importante destacar que el Inegi nos dice que sólo se tomó la respuesta como positiva si la bicicleta está en condiciones de funcionar o si el informante señala que está descompuesta pero la mandarían a reparar, igualmente si la bicicleta pertenece a la empresa o institución donde labora alguno de los ocupantes de la vivienda, se considera que No la tienen.

Ese sólo dato de bicis por vivienda ha sido molido para justificar la construcción de infraestructura ciclista, tanto si hay bajo porcentaje de viviendas con bici, como si el porcentaje es alto, imagínese lector que sin infraestructura ciclista (las ciclovías en Mérida se construyeron después de levantado el censo) Yucatán es el estado más bicicletero de México, qué sería si se establecen políticas públicas permanentes de protección a los usuarios de la bicicleta a través de infraestructura, Mérida se convierte en la Ámsterdam mexicana.

No es un sueño guajiro, tenemos todas las condiciones para lograrlo, ya sabemos cuántos hogares tienen una bici que se usa como medio de transporte, ahora necesitamos saber con mayor precisión quién de la familia usa esa bicicleta, cuántas veces a la semana, a qué hora, cuántos kilómetros recorre, a qué sitios acude, saber si se siente seguro mientras pedalea, todo ello para que la inversión pública que se realice en infraestructura sea eficiente. Ya se construyeron algunos kilómetros de ciclovías en Mérida, pero aún no es suficiente y no debe descuidarse la infraestructura en los municipios si no queremos que, en el conteo del INEGI DE 2025 en lugar de subir las cifras de bicis por hogar, bajen.

Es preciso seguir investigando los comportamientos de los ciclistas y qué influencia han tenido las ciclovías o la bici pública en la movilidad ciclista, por ejemplo. Para conocer esta información deben realizarse encuestas origen destino, entrevistas a profundidad y conteos ciclistas.

En 2014 Cicloturixes realizó el primer conteo ciclista de Mérida, una herramienta que permitió tener un primer acercamiento del perfil del ciclista meridano. Esta semana el colectivo Reflexión y Acción Feminista y la Asociación Estrategia Misión Cero realizaron un nuevo conteo ciudadano cuyos resultados deben estar listos en algunas semanas. Ya comentaremos sobre ellos en este espacio. Así sea.

Artículo publicado en el Diario Peninsular Punto Medio el lunes 4 de septiembre de 2023. Conocer a los ciclistas

Categorías
Paseo Nocturno Paseos Nocturnos

Paseo Nocturno en Bici #568

Fecha: Miércoles 6 de septiembre de 2023.

Punto de reunión: Parque de Santa Ana (calle 60 x 47 Centro de Mérida).

Compartir evento en Facebook

El parque de destino: Manuel Ávila Camacho.

La ruta:

¡Las fotos!

Alianzas